Después de 10 meses limpio, en uno de sus controles rutinarios sus marcadores tumorales aparecieron alterados, y es que tenía al “cangrejo” (así es como él lo llama) escondido en el peritoneo.

 

“Ahora toca volver a navegar (segunda parte)”, así es como ha llamado la nueva entrada en su blog, relatando paso a paso cómo ha encajado el duro golpe, y es que asegura que a pesar de tener que volver a la lucha no dejará de lado su agenda para este 2017, que incluye la presentación de un nuevo disco, una gira y la presentación de un libro.

 

Desde la Asociación PHEiPAS queremos brindar nuestro apoyo al artista y transmitirle nuestra admiración, pues sabemos que es un gran esfuerzo el que va a hacer con tal de no dejarnos con las ganas de disfrutar de su música.

 

¡Mucho ánimo, Pau!