Con dolor en el corazón os contamos que el pasado 8 de julio nos dejaba Maria José Tena; madre, esposa, hermana, hija y sobre todo compañera de lucha. “Maijo” era la paciente más veterana de PHEiPAS, pero demasiado joven para dejarnos. Aquí os dejamos nuestro homenaje a ella, un precioso poema de la mano de su sobrina Andrea.

Esto es sólo un hasta luego, compañera.

Allà on sigui, ella es va emportar aquesta poesia. Així que quan la llegiu serà com una mena de vincle entre ella i nosaltres.

Maijo, Mª José, Padrina, Tia, Mama…no importa com la cridàveu, si vau tenir l’oportunitat de conèixer-la, segur que compartiu amb mi molts dels fragments d’aquest poema:

El cel està trist,

fins i tot ell, sí.

Es vol aguantar,

però tard o d’hora

ell també plorarà.

Padrina, mare, amiga, filla

i tantes coses més,

tantes coses

que no poden

comprar els diners.

No més tiramisú,

ni “mantecado”,

ni granissat,

no més festes

al teu costat.

Ni jo ni ningú,

que compartís

un moment

amb tu,

et podrà oblidar.

Sempre estaràs present,

en el nostre cor i

en la nostra ment.

                                         La teva fillola Andrea 

Allá donde esté, ella se llevó esta poesía. Así que cuando la leáis será como una especie de vínculo entre ella y nosotros.

Maijo, Mª José, Madrina, Tía, Mama…no importa cómo la llamaseis, si tuvisteis la oportunidad de conocerla, seguro que compartís conmigo muchos de los fragmentos de éste poema:

El cielo está triste,

incluso él, sí.

Se quiere aguantar,

pero tarde o temprano

él también va a llorar.

Madrina, madre, amiga, hija

y tantas cosas más,

tantas cosas

que el dinero

no podrá comprar.

No más tiramisú,

ni mantecado,

ni granizado,

no más fiestas

a tu lado.

Ni yo ni nadie,

que compartiese

un momento

contigo,

te podrá olvidar.

Siempre estarás presente,

en nuestro corazón y

en nuestra mente.

                                         Tu ahijada Andrea